Arturo

Tras varios cambios abruptos de colegio, pude estabilizar mi vida en este gracias al ambiente acogedor y familiar que se respiraba. Siempre llevaré en el corazón la experiencia que duró tres años (2º, 3º y 4º de ESO) y a su gente (las monjas y el profesorado).

Arturo
Antiguo Alumno