Caligramas en 4º ESO

 

Los alumnos de 4° ESO han intercambiado mimos en forma de caligramas.

El pasado miércoles cada uno recibió en su buzón un mensaje misterioso con instrucciones claras: los lápices seleccionadores de clase apuntarían al compañero al que debían escribir durante esta semana. Dibujos hechos con palabras y palabras hechas con cariño. La finalidad: arrancar sonrisas y tocar el corazón.

¿A quién no le gusta encontrar sorpresas en su buzón?, de hecho esperan con ilusión la segunda parte del juego: el Amigo Invisible.

 

 

 

Image: